Uno de los lobos elegidos para estudiar sus hábitos en la sierra de Madrid es abatido

Uno de los lobos elegidos para entender mejor la especie y cuidar su ampliación y recuperación estable en Madrid ha muerto de un disparo. La Consejería de Medio Concurrencia implantó un sistema de geolocalización mediante tecnología comparsa, la primera que se lleva a sitio en la región, con el objetivo de organizar los posibles ataques al vacada madrileño. Pero antiguamente de poder siquiera estudiarlo, el ejemplar ha sido cansado cuando casi nada contaba con seis meses de vida. En la contemporaneidad, hay unos 40 lobos viviendo en la Sierra Meta y Oeste de la región.

Según recoge el diario ABC, “los responsables del Ámbito de Conservación de Flora y Fauna empezaron a observar hace unos días un parón en la actividad del animal salvaje. Alertados, salieron a buscarlo hasta que ayer lo encontraron muerto en plena Sierra del Rincón, en el noreste de la Comunidad, a su paso por Montejo de la Sierra”. Una zona en la que los ataques de lobos se han convertido en un quebradero de persona para los ganaderos locales amparados políticamente por Vox quien en una de las últimas sesiones de control del pleno de la Asamblea de Madrid preguntó sobre las medidas que está adoptando el Gobierno regional para mitigar los bienes de la fauna salvaje madrileña en la grey.

Henríquez de Cristalera ha criticado que la Comunidad de Madrid dé ayudas “compensatorias, que no indemnizatorias”, que son

Morelos Diario

Pulsa aquí para leer la noticia:

Uno de los lobos elegidos para estudiar sus hábitos en la sierra de Madrid es abatido