Noticia Opinión: | Repaso – Obrador y el SNTE

Carlos Gallardo |
2018-08-10

Supongo que los millones de mexicanos que votaron por Andrés Manuel López lo hicieron con la esperanza de que la democracia en el país se legitime en cualquier ocasión en que debamos tomar una decisión por consenso, libres y, sería deseable, enterados. Eso es a lo que aspiramos muchos. La democracia como una forma de vida, señala por allí el Artículo 3º Constitucional.

Lo anterior implicaría la no injerencia de “voluntades superiores”, de poderes omnímodos, “de palomas mensajeras o halcones amenazantes”, como recientemente lo dijo el presidente electo, en el contexto de otra aseveración contundente: “El Ejecutivo no será más el poder de los poderes”. Expresión que podría extenderse, que debería extenderse, a otros ámbitos de la vida política, social y económica del país, como el sindical, por ejemplo.

Traigo lo anterior viene a colación, para tomar con reservas cualquier interpretación sobre los “beneficios” que esperarían obtener quienes respaldaron la candidatura de López Obrador, integrados en agrupaciones emergentes, como la Redes Sociales Progresistas (RSP), presuntamente conformadas por miembros de la sociedad civil, pero con una presencia hegemónica de docentes y de ex dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Mal harían, digo yo, en acogerse a la sombra de López Obrador, suponiendo que alentará sus pretensiones y que influirá para concretarlas. Hasta el momento no lo han hecho abiertamente. Se ha inferido, desde luego, por su clara tendencia a pretender obtener nuevamente el control del sindicato.

Vale decir que todo indica que son los mismo quienes dieron vida a las RSP, los que crearon e impulsan la organización denominada “Maestros por México”, cuyo propósito lo explican de la siguiente manera:

“Somos una comunidad conformada como organización civil que nace para aglutinar a profesionales y trabajadores en favor de la educación, de condiciones de trabajo de los profesores de México y la calidad de los servicios educativos para lograr una sociedad más justa, libre e incluyente.”

Eso es lo que dicen, aunque algunos de los que han levantado la mano para dirigir los esfuerzos de sus presuntos aglutinados, lo que menos pueden demostrar es su compromiso social y su visión prospectiva sobre el abanico de problemas y retos educativos que tenemos enfrente. En Morelos, con Víctor Benítez Quintero, Ricardo Aldape Cázares y Erika Hernández Gordillo puedo ejemplificar lo que arriba dije.

En realidad, lo que pretenden prioritariamente, insisto, es el control del SNTE.

El Regional

Pulsa aquí para leer la noticia:

Noticia Opinión: | Repaso - Obrador y el SNTE