Los bulos de la pandemia: cuántos, cuáles, dónde, cómo y quiénes

Por Ramón Salaverría, Bienvenido León, Fernando López Pan, Ignacio López-Goñi, Mª Carmen Erviti y Nataly Buslon Valdez:

 

La divulgación de informaciones falsas se ha convertido en un problema sanitario. Asuntos como el rechazo al uso de vacunas, supuestos tratamientos alternativos contra el cáncer o la defensa de la efectividad médica de la homeopatía han sido objeto de campañas de desinformación en las redes sociales. Esos precedentes palidecen, sin embargo, ante la explosión de bulos producida con la pandemia de la COVID-19. El coronavirus ha multiplicado las fabricaciones informativas, manipulaciones gráficas, teorías conspiratorias, contenidos intencionadamente descontextualizados y, en definitiva, los embustes de todo tipo.

En este contexto de desinformación, un equipo de investigadores de la Universidad de Navarra y del Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación, hemos analizado la tipología de los bulos difundidos en España durante el primer mes del estado de alarma, entre el 14 de marzo y el 13 de abril de 2020. El estudio (PDF), resultado del proyecto RRSSalud financiado por la Fundación BBVA, se publica hoy en la revista científica El Profesional de la Información.

El estudio define como bulo “todo contenido intencionadamente falso y de apariencia verdadera, concebido con el fin de engañar a la ciudadanía, y difundido públicamente por cualquier plataforma o medio de comunicación social”. Para el análisis, se han seleccionado 292 bulos identificados por las tres plataformas españolas acreditadas por la International Fact-Checking Network (IFCN): Maldita.esNewtral y EFE Verifica.

¿Cómo se difunden los bulos?

Los 292 bulos analizados se difundieron a través de diversas plataformas, aunque

Morelos Diario

Pulsa aquí para leer la noticia:

Los bulos de la pandemia: cuántos, cuáles, dónde, cómo y quiénes